Los gigantes chinos de la energía solar tienen una solución para sus problemas de materia prima - World Energy Trade

Los gigantes chinos de la energía solar tienen una solución para sus problemas de materia prima

Los gigantes chinos de la energía solar tienen una solución para sus problemas de materia prima

Una vez que se elimine el cuello de botella del polisilicio y los precios vuelvan a bajar, se incentivará una demanda aún más dinámica.

Energía Solar

Una oleada de proyectos de polisilicio solucionará la escasez de materia prima que hizo subir los precios de los paneles solares y está amenazando con frenar la adopción de la energía limpia.

El problema de la cadena de suministro, que triplicó el precio de una materia prima clave para los paneles solares, está a punto de solucionarse, lo que abrirá el camino a un nuevo auge en el uso de esta tecnología de energía limpia.

China está gastando miles de millones en nuevas fábricas para producir polisilicio, utilizado para fabricar células fotovoltaicas para paneles solares. La capacidad mundial ya se ha incrementado en más de una cuarta parte en los últimos dos meses, y se duplicará a principios del próximo año. Esto debería ayudar a frenar los precios del material después de que el aumento de los costos ralentizara el ritmo de los nuevos proyectos de energías renovables.

Mientras la escasez de componentes y la reducción del transporte marítimo hacen subir los precios de todo tipo de productos, el polisilicio es un ejemplo de cómo algunos problemas de suministro pueden resultar transitorios. También muestra cómo China está utilizando su peso industrial para asegurar su continuo dominio en la energía solar, un sector que es clave para evitar los peores impactos del cambio climático.

La multimillonaria expansión de la capacidad de polisilicio "ayudará a eliminar un cuello de botella clave en la cadena de valor de la energía solar", dijo Tony Fei, analista de BOCI Research Ltd. "Esperamos que la oferta de paneles solares se vea enormemente impulsada en los próximos años con el descenso de los precios, contribuyendo a la descarbonización del mix energético mundial".

Los paneles solares se fabrican a partir de lingotes de polisilicio ultraconductor que se cortan en obleas muy finas, se conectan en celdas y luego se ensamblan en los equipos que se montan ya sea en los techos o en grandes parques energéticos.

Tras años de caída de los precios a medida que las empresas abrían plantas de polisilicio más nuevas y eficientes, la materia prima se disparó el año pasado, ya que el aumento de la demanda superó la capacidad de fabricación existente. A finales de 2021, el polisilicio cotizaba a su nivel más alto en 10 años.

Los precios ya han bajado un 17% desde noviembre, después de que Tongwei Co, Daqo New Energy Inc. y GCL-Poly Energy Holdings Ltd., que están entre los principales productores mundiales, abrieran nuevas plantas o líneas con una capacidad combinada de 160.000 toneladas al año, que se suman a un parque mundial actual de unas 620.000 toneladas, según datos de BloombergNEF.

Otras 550.000 toneladas de capacidad están en construcción, la mayoría de las cuales estarán en línea a finales de este año.

"Los precios del polisilicio se mantendrán elevados en la primera mitad de 2022 y luego caerán en picada hasta un mínimo histórico en 2023", dijo Dennis Ip, analista de Daiwa Capital Markets. A su vez, esto reducirá los costos de los módulos solares y generará un fuerte crecimiento de las instalaciones.

Las acciones de Tongwei y GCL cayeron el martes más de un 2,2%, mientras que el fabricante surcoreano de polisilicio OCI Co. bajó un 1,9%.

Más allá de los proyectos que ya están en construcción, se han anunciado otros 1,5 millones de toneladas de nueva capacidad, incluyendo más de 850.000 toneladas sólo el mes pasado, según datos de BloombergNEF y archivos de las empresas.

Una de las razones de ese aumento en diciembre fue la decisión de China de flexibilizar las normas de consumo de energía para los materiales relacionados con las energías renovables.

Varios proyectos anunciados recientemente se han comprometido a utilizar la energía eólica y solar para alimentar sus líneas de producción de polisilicio, lo que les permitirá evitar el escrutinio de los organismos de control gubernamentales que investigan las industrias altamente contaminantes.

Además, muchos de los nuevos proyectos se sitúan fuera de Xinjiang, donde se concentra casi la mitad de la producción mundial actual. Este factor ha puesto a la industria solar en el punto de mira de las guerras comerciales mundiales, ya que los gobiernos, incluido el de Estados Unidos, prohíben los productos de la región debido a las acusaciones de trabajos forzados y otros esfuerzos para reprimir a la minoría uigur, predominantemente musulmana.

Solucionar la escasez de polisilicio es clave para la industria solar porque es el paso más difícil en la cadena de suministro para añadir capacidad. Las nuevas plantas pueden tardar entre 18 y 24 meses en entrar en funcionamiento, seguidas de un largo proceso de aceleración, en comparación con menos de un año para materiales o procesos de fabricación menos complicados.

"El polisilicio es el único paso que requiere mucho tiempo para crear capacidad", afirma Yali Jiang, analista de BloombergNEF en Hong Kong. "Construir plantas de obleas, células y módulos es muy rápido hoy en día".

A finales de este año, las empresas solares podrán producir suficiente polisilicio para permitir la instalación de más de 500 gigavatios de capacidad al año, lo que se compara con un total de unos 144 gigavatios instalados a nivel mundial en 2020.

BloombergNEF calcula que es necesario añadir unos 455 gigavatios cada año hasta 2030 para que el mundo esté en condiciones de evitar los peores efectos del cambio climático.

"Hemos visto varios países en los que los proyectos están en suspenso o en los que no siguen adelante debido a los altos precios", dijo Johannes Bernreuter, jefe de la firma de inteligencia de mercado de polisilicio Bernreuter Research. "Una vez que se elimine el cuello de botella del polisilicio y los precios vuelvan a bajar, se incentivará una demanda aún más dinámica".

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref