Las microgrids de energía solar, una opción más inteligente y económica para muchas comunidades sin energía - World Energy Trade

Las microgrids de energía solar, una opción más inteligente y económica para muchas comunidades sin energía

Es una opción muy adecuada para zonas de baja densidad poblacional

Es una opción muy adecuada para zonas de baja densidad poblacional

Energía Solar
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las minirredes alimentadas con energía solar pueden desempeñar un "papel fundamental" en el suministro de acceso universal a la electricidad en todo el mundo, ayudando a conectar a los 789 millones de personas en todo el mundo que todavía no tienen acceso a una electricidad fiable, según un nuevo informe.

El nuevo informe - State of the Global Mini-Grids Market Report 2020 - fue publicado el miércoles por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) y Sustainable Energy for All (SEforALL) en nombre de la Asociación Mini-Grid (MGP). Desafía la idea de que los combustibles fósiles conectados a la red son la principal respuesta para el acceso universal.

En el informe se analizan las tecnologías, las empresas, los reglamentos, la financiación, la economía y la evaluación de los efectos en el sector de las minirredes y se buscan las políticas más eficaces para el desarrollo de las minirredes en los distintos países, incluidas las subvenciones, la concesión de licencias, la fijación de aranceles y la llegada a la red.

Microgrids como opción viable para el desarrollo energético

La energía solar sigue bajando su precio en EEUU a pesar de Covid-19
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
La energía solar sigue bajando su precio en EEUU a pesar de Covid-19

Según las conclusiones del informe, unos 238 millones de hogares de todo el mundo necesitarán tener acceso a la electricidad para 2030 si la sociedad quiere alcanzar el séptimo objetivo de desarrollo sostenible, que consiste en garantizar "el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos".

Las minirredes -como las que llevan la energía solar y el almacenamiento de baterías a las comunidades rurales- podrían dar servicio a casi la mitad de este total, unos 111 millones de hogares en el África subsahariana, Asia y las naciones insulares.

Las minirredes no sólo son una opción técnicamente viable, sino que el informe demuestra que la tecnología de las minirredes "es la opción más adecuada para muchas zonas de baja y mediana densidad y puede atender a un mayor número de familias de bajos ingresos de manera más económica que las opciones alternativas", como la ampliación del acceso a la infraestructura de las redes eléctricas de gran escala.

Además, se estima que se requerirá una inversión de capital de 128.000 millones de dólares (185.000 millones de dólares australianos) en la próxima década, o sólo 12.800 millones de dólares (18,5 dólares australianos) al año, lo que supondrá un coste nivelado de la electricidad (LCoE) que oscilará entre 0,49 y 0,68 dólares (0,71 y 0,98 dólares australianos) por kWh para las minirredes híbridas solares. Esto es caro para los que ya están conectados a las redes principales, pero más barato que los combustibles fósiles fuera de la red, y la construcción de nuevas redes.

"Las minirredes híbridas solares que integran la energía fotovoltaica y otros recursos energéticos descentralizados como los generadores diésel y el almacenamiento de energía pueden complementar y competir con las extensiones de la red principal en cuanto al costo de la electricidad y la velocidad de despliegue", dice el informe.

"En las consecuencias de COVID-19, los países tienen una oportunidad única de 'Recuperarse mejor' y reajustar sus economías al tiempo que aceleran el acceso a la energía", dijo Damilola Ogunbiyi, CEO de Energía Sostenible para Todos.

"Ahora, más que nunca, necesitamos un próspero sector de minigrids que pueda suministrar energía a la infraestructura crítica y dar acceso a los 789 millones de personas en todo el mundo que carecen de electricidad".

"Debemos mejorar los marcos reglamentarios, comprometer una mayor financiación y ampliar los modelos de negocio innovadores de la mini-red. Esta investigación ofrece conocimientos fundamentales para todos los interesados en las minirredes que pueden ayudar al mercado a alcanzar su pleno potencial y hacer avanzar el séptimo objetivo de desarrollo sostenible".

La posible difusión de las minirredes solares - y de las minirredes híbridas solares, que incorporan otras tecnologías como el viento y el almacenamiento de baterías - es aún más factible hoy en día que hace unos pocos años.

Los costos de los módulos fotovoltaicos solares y las baterías de iones de litio, por ejemplo, han disminuido drásticamente durante la última década, reduciéndose en un 86% y un 85% respectivamente entre 2010 y 2018. Mientras tanto, la conectividad, el control y el análisis de datos a distancia han ampliado la gama de opciones disponibles para los desarrolladores.

Las microrredes podrían imponerse sobre los combustibles fósiles

Si bien hasta ahora gran parte del énfasis se ha centrado en la expansión de la infraestructura de la red principal y, a través de ella, en los combustibles fósiles, se espera que el argumento del costo de las minirredes solares remotas se imponga con mayor frecuencia, y las zonas en las que la infraestructura de la red principal puede llegar de manera más económica que las alternativas fuera de la red.

Incluso los costos incrementales de agregar nuevos clientes rurales a la red principal se están convirtiendo en costos prohibitivos, dice.

Por ello, los autores del informe concluyen que es imperativo que los gobiernos y las empresas de servicios públicos adopten un enfoque de menor costo que aproveche la amplitud cada vez mayor de las tecnologías de bajo costo disponibles, un enfoque particularmente importante teniendo en cuenta el estado de endeudamiento de muchas empresas de servicios públicos de propiedad estatal.

"A medida que el mercado madura, el despliegue de la financiación debe ser más rápido", dijo Takehiro Kawahara, analista principal de Frontier Power en BNEF.

"Esto está relacionado con la política y las regulaciones de los países donde se encuentran los receptores de la financiación. Los gobiernos deben promover marcos normativos sólidos que apoyen el desarrollo de las miniredes".

El despliegue de la minirred está todavía en las primeras etapas de lo que es técnicamente factible y socialmente justificado. En marzo de 2020, el informe identificó un total de 7.181 proyectos de miniredes en el África subsahariana, Asia y las pequeñas naciones insulares, así como algunos en América Latina. De este total, hasta 5.544 miniredes ya estaban en funcionamiento, de las cuales el 63% eran sistemas solares o híbridos solares.

Sin embargo, las minirredes identificadas representan sólo una pequeña fracción de lo que se necesita para lograr la plena electrificación mundial.

No obstante, hay obstáculos legítimos que hay que superar para que las minirredes proporcionen una electrificación mundial completa, como el hecho de que los clientes rurales suelen tener una demanda de energía limitada y, en otros casos, no pueden pagar la electricidad. En segundo lugar, y no es de extrañar, hay una falta general de políticas y reglamentos para apoyar el desarrollo y el despliegue de las miniredes.

 

Noticia tomada de: Renew Economy / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 Te puede interesar: