El auge de la energía solar en Estados Unidos no ha hecho más que empezar - World Energy Trade

El auge de la energía solar en Estados Unidos no ha hecho más que empezar

Sólo el 3% de los hogares estadounidenses, unos 2,7 millones, tenían instalados paneles solares a finales de 2020

Sólo el 3% de los hogares estadounidenses, unos 2,7 millones, tenían instalados paneles solares a finales de 2020

Energía Solar

Las perspectivas son esperanzadoras para la energía solar estadounidense, ya que la demanda aumentará a partir de 2020, y las empresas de energía solar registrarán un aumento positivo de los ingresos a medida que los altos precios de la energía empujen a los consumidores a buscar opciones energéticas alternativas. Al salir de la COP26, Estados Unidos parece que va a experimentar un boom de la energía solar durante la próxima década.

La semana pasada, Sunrun anunció que sus ingresos se habían duplicado este trimestre, en comparación con el mismo periodo de 2020. La base de clientes de la empresa estadounidense de energía solar ha superado los 630.000, con unos ingresos de 439 millones de dólares, frente a los 414 millones previstos. La adquisición de Vivint Solar por parte de la compañía en julio de 2020 la convirtió en el mayor instalador nacional de paneles solares en Estados Unidos.

La COP26 propone acuerdo para acabar con el financiamiento de los combustibles fósiles en el extranjero
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
La COP26 propone acuerdo para acabar con el financiamiento de los combustibles fósiles en el extranjero

Y aunque los resultados del tercer trimestre del gigante solar estadounidense SunPower fueron a la baja, con unos ingresos de 324 millones de dólares frente a los 333 millones previstos y una caída de las acciones de alrededor del 9%, está planeando una reestructuración para satisfacer la creciente demanda en el mercado nacional. SunPower ha aumentado su base de clientes en un 29% interanual, con unos 390.000 clientes residenciales.

SunPower anunció este mes que reestructurará la empresa para centrarse en el mercado residencial, tras la adquisición de la empresa solar Blue Raven por 145 millones de dólares en octubre. La empresa busca ahora un comprador para su negocio comercial e industrial mientras realiza el cambio, ya que la amplia base de clientes residenciales de Blue Raven, de más de 20.000, en algunos de los mercados sin explotar de SunPower ofrece un importante potencial de expansión en todo Estados Unidos.

El consejero delegado de SunPower, Peter Faricy, declaró sobre el abandono del negocio comercial: "La realidad es que el negocio residencial es mayor, crece más rápido y es más rentable". Y añadió: "[El negocio residencial] es el lugar adecuado para centrarnos a medida que avanzamos, y creo que esperamos que sea bien recibido por los inversores."

Sólo el 3% de los hogares estadounidenses, unos 2,7 millones, tenían instalados paneles solares a finales de 2020, lo que demuestra la importante oportunidad de expansión del mercado estadounidense, mientras el Presidente Biden impulsa el cambio de los combustibles fósiles por alternativas renovables.

Varios estudios nuevos sugieren ahora que el consumo de energía solar en la próxima década aumentará significativamente, tanto en el mercado residencial como en el comercial. Y las perspectivas de suministro son esperanzadoras, ya que el Estudio sobre el Futuro de la Energía Solar (SFS) de la administración Biden sugiere que la energía solar tiene el potencial de abastecer el 40% de las necesidades eléctricas del país en 2035.

Otros estudios optimistas, como el informe de Nature Communications, sugieren que la energía eólica y la solar podrían satisfacer más del 80% de la demanda energética del país en la próxima década. Sin embargo, el estudio también destaca la dificultad de depender de la energía eólica y solar, ya que depende de las condiciones meteorológicas de la región, que pueden variar.

Por esta razón, el estudio subraya la necesidad de desarrollar mecanismos para compartir la energía, en los que las regiones de alto viento puedan emparejarse con las zonas de alto sol para asegurar el suministro de energía.

Sin embargo, hay quienes se preocupan por la disponibilidad de la energía solar a medida que la transición energética se afianza en EE.UU. Tras las restricciones de la pandemia, que creó una escasez de mano de obra y materiales, el mercado solar se enfrenta ahora al aumento de los costes de los materiales debido al efecto indirecto de los altos precios de la energía, lo que significa que la industria manufacturera se enfrenta a costes crecientes. Aunque el mercado solar estadounidense se está expandiendo rápidamente, los retrasos en la fabricación de piezas podrían provocar un cuello de botella, además, los consumidores podrían no estar dispuestos a invertir en energía solar si los precios de las piezas y la instalación aumentan, como se espera.

Además, los proveedores de energía solar y eólica no están preparados para satisfacer el importante aumento de la demanda que se ha producido tras el reciente impulso ecológico. La analista Jenny Chase declaró a Bloomberg: "Tenemos que llegar a la red cero lo antes posible, y para ello necesitamos mucha energía solar y eólica. No vamos por buen camino; tenemos que aumentar todo esto de forma drástica".

Se espera que los retrasos en la instalación de paneles solares se resuelvan a finales de 2022, ya que se fabrican nuevas plantas solares para satisfacer la creciente demanda. Mientras tanto, Estados Unidos seguirá dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles para cubrir la brecha, mientras las emisiones de carbono siguen aumentando. La clara falta de inversión en energía eólica y solar, a medida que los jefes de Estado y las organizaciones internacionales impulsan una transición energética limpia, ha provocado la grave falta de preparación de la industria energética internacional para suministrar energía renovable a la creciente población mundial.

A medida que aumenta la inversión pública y privada en energía solar, el gobierno de Estados Unidos está fomentando la adopción de la energía solar mediante la concesión de subvenciones a los consumidores que inviertan en el cambio.

Para los sistemas instalados entre 2020 y 2022, los clientes recibirán una bonificación fiscal del 26%, mientras que en 2023, el año en que se prevé un pico de instalación solar en la próxima década, la bonificación fiscal baja al 22%. No se sabe si este régimen se renovará en 2024.

Existe un importante potencial para la energía solar estadounidense, y con los buenos informes de Sunrun y SunPower, así como la perspectiva de una mayor inversión pública y privada en energía solar tras la COP26, esto podría impulsar la oferta para satisfacer la creciente demanda. Sin embargo, es necesario que los gobiernos concedan subvenciones para fomentar una mayor aceptación, de acuerdo con la promesa de Biden de una transición energética verde.

 

Noticia tomada de: OilPrice /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref