Coronavirus: ¿afecta a los proyectos de energía solar en EEUU? - World Energy Trade

Coronavirus: ¿afecta a los proyectos de energía solar en EEUU?

El suministro de módulos solares al mercado estadounidense enfrenta cuatro fuentes de riesgo

El suministro de módulos solares al mercado estadounidense enfrenta cuatro fuentes de riesgo

Energía Solar
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La pandemia de coronavirus (COVID-19) ha llevado a que todo el mundo desacelere sus actividades económicas y la energía solar en Estados Unidos no es distinto a esto, dice un informe de Wood Mackenzie que refleja el efecto del virus en los proyectos solares de EE. UU. 

En el informe de Wood Mackenzie titulado 'Coronavirus: US solar PV supply chain and utility-scale market risk'  se reporta que es probable que la pandemia de coronavirus cause  un impacto material en las instalaciones de energía solar a escala de servicios públicos en los Estados Unidos este año, y tal vez incluso hasta 2021. 

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
El mundo ahora tiene 583.5 GW de energía solar operativa

Wood Mackenzie dice que, en el escenario optimista, el mercado podría ver hasta cuatro semanas de retrasos en el suministro donde afectaría a unos cientos de MW por falta de módulos solares e inversores. Esto, combinado con interrupciones en la construcción, podría traducirse en hasta 2 GW de retrasos en el desarrollo de los proyecto en 2020.  

El coautor del informe, Ravi Manghani, dijo: "El peor de los casos, en el que se ve que todos los pasos de la cadena de suministro y el desarrollo del proyecto se detiene por completo durante varias semanas, podría ver más de 5 GWdc del mercado estadounidense a escala de servicios públicos retrasados a la segunda mitad de este año y tal vez hasta 2021".

Se indica además que el suministro de módulos solares al mercado estadounidense enfrenta cuatro fuentes de riesgo, todas las cuales representan una amenaza en diversos tipos de grados:  

  • Posible parada de la producción en el sudeste asiático;  
  • Cierre de la producción nacional estadounidense;  
  • Retrasos logísticos en los envíos internacionales;  
  • Escasez de la lista de materiales de los módulos (Module bill of materials, BOM, por sus siglas en inglés).  

Por otro lado, los proyectos solares de servicios públicos de EE. UU. enfrentan cuatro fuentes principales de riesgos en el desarrollo de un proyecto:  

  • Retrasos en el envío por el posible cierre de puertos estadounidenses;  
  • Retrasos en el suministro de productos;  
  • Los retrasos en los viajes limitan o retrasan los hitos del proyecto;  
  • Parada del proyecto debido a órdenes de "cuarentena en el entorno" o infecciones de COVID-19 en el lugar del proyecto.  

Wood Mackenzie no ha incluido ningún riesgo financiero en el informe. La pandemia de COVID-19 ya está teniendo impactos en los mercados financieros que casi inevitablemente darán lugar a cambios en el panorama de financiamiento de proyectos solares de EE. UU.

Los fabricantes de energía solar que tienen cadenas de suministro geográficamente diversas y los jugadores intermedios que tienen proyectos de desarrollo en una etapa muy temprana (o casi terminada), están en la mejor posición para manejar la marea, suponiendo que las interrupciones de COVID-19 desaparezcan al final del tercer trimestre de este año.  

 

 Te puede interesar: Entra en operación la mayor planta de energía fotovoltaica de Europa