BloombergNEF proyecta débil demanda de energía solar en 2020 - World Energy Trade

BloombergNEF proyecta débil demanda de energía solar en 2020

BloombergNEF ha reducido su pronóstico para la demanda solar 2020 por la pandemia mundial de coronavirus

BloombergNEF ha reducido su pronóstico para la demanda solar 2020 por la pandemia mundial de coronavirus

Energía Solar
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El grupo de investigación BloombergNEF revisó a la baja su perspectiva de demanda fotovoltaica, advirtiendo que el coronavirus podría hacer de 2020 el primer "año de baja" de la energía solar desde la década de 1980  

El impacto del coronavirus en los mercados mundiales de energías renovables podría hacer de 2020 el primer "año negativo" para la adición de capacidad de energía solar desde la década de 1980.  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Comienza la construcción del proyecto solar más grande de Ohio

Esto según BloombergNEF, que ha reducido su perspectiva para la demanda solar fotovoltaica global instalada en los primeros meses de 2020, modificando de 121 gigavatios (GW) y 152 GW (según el primer pronóstico emitido de BNEF en febrero) a entre 108 GW y 143 GW, lo que significa una caída del 8% en su estimación de punto medio.  

Se espera que los cambios de política en China, el epicentro de la pandemia mundial, provocados por el impacto en la actividad industrial y económica, impulsen la demanda solar de 2020 hacia el próximo año.  

Hay mejores noticias para la industria de la energía eólica, donde los "horarios ajustados" y el alquiler de equipos especializados a corto plazo deberían compensar el riesgo a la baja para el pronóstico de demanda de 75.4 GW de BloombergNEF para el año, una cifra que haría de 2020 un año récord para la construcción eólica.  

La energía solar no es el único sector renovable afectado  

También se espera que los mercados de energía limpia más amplios se vean afectados por el brote de coronavirus, particularmente en términos de demanda de vehículos eléctricos y sus baterías, con un descenso interanual del 44% solo en las ventas de automóviles chinos.  

La propagación del virus también ha generado preocupaciones en la cadena de suministro, con la desaceleración de la actividad industrial de China creando cuellos de botella en la entrega de materiales y componentes clave utilizados en equipos de tecnología limpia.  

Actualmente, China domina el mercado del litio, que representa aproximadamente las tres cuartas partes de la capacidad de producción mundial, que es un material crítico utilizado en la fabricación de baterías de vehículos eléctricos, y la interrupción causada por el virus pone de relieve la dependencia global de esta economía única.  

Un informe de BloombergNEF dice: “Las fábricas chinas se están reiniciando, por lo que es probable que disminuya la presión sobre el suministro de componentes y equipos clave".

"Aunque existen cuellos de botella a corto plazo en la entrega, actualmente estamos más preocupados por la demanda, ya que los encargados de formular políticas pueden desviar la atención de la energía limpia a preocupaciones más urgentes".  

"Sin embargo, la interrupción a corto plazo de la producción en China ha puesto de manifiesto la necesidad de cadenas de suministro diversificadas y ha fortalecido el caso de la fabricación localizada en Asia, Europa y los Estados Unidos, especialmente para las baterías".  

El grupo de investigación ha ofrecido una estimación "optimista" de una disminución del 4% en la demanda de gigavatios-hora de la batería durante todo el año.  

La caída del precio del petróleo desafiará el apetito por la inversión en energías renovables  

El coronavirus ha causado estragos en las industrias mundiales de energía, particularmente en China, el mayor consumidor de energía del mundo.  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Las principales tendencias de la energía solar fotovoltaica en 2020 y más allá, según Wood Mackenzie

Los mercados de petróleo y gas han sido particularmente afectados, con la caída de la demanda causada por las medidas de cuarentena y una desaceleración en los viajes, la actividad económica e industrial que desencadenó una guerra de precios del crudo entre los principales productores de Arabia Saudita y Rusia.  

A medida que los inversores reaccionaron a la noticia del enfrentamiento a principios de esta semana, las grandes petroleras sufrieron pérdidas significativas en su valor de mercado, algo que podría reducir sus presupuestos de gasto y tener un impacto a más largo plazo en la inversión en energías renovables.  

En declaraciones al Financial Times a principios de esta semana, el director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), Dr. Fatih Birol, dijo que el colapso petrolero "definitivamente ejercería presión a la baja sobre el apetito por una transición energética más limpia".  

"Los observadores se darán cuenta rápidamente si el énfasis de los gobiernos y las empresas en la transición se apaga cuando las condiciones del mercado se vuelven más difíciles", agregó".  

“Los bajos precios de la energía harán que la economía del ahorro de energía sea menos atractiva debido al petróleo y el gas baratos, y esto definitivamente no será una buena noticia".

“Esta incertidumbre son problemas importantes (coronavirus, condiciones del mercado), pero son temporales. Tal vez en unos meses, tal vez más, las condiciones del mercado se recuperarán, pero nuestro desafío climático seguirá ahí ”.  

 

Noticia de: NS Media Group Limited / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar: Chile - Solarpack pone en marcha la planta solar 'Granja' de 123 MW