Agrovoltaica: un nuevo enfoque en la agricultura para compartir espacio con los paneles solares - World Energy Trade

Agrovoltaica: un nuevo enfoque en la agricultura para compartir espacio con los paneles solares

Agrivoltaica: un nuevo enfoque en la agricultura para compartir espacio con los paneles solares

La energía agrivoltaica no sólo es un avance en el ámbito de la energía limpia, sino que es fundamental para mantener las explotaciones agrícolas

Energía Solar

Muchos agricultores han decido dar un paso innovador, optando por introducir en sus granjas un nuevo cultivo comercial: la energía solar. Este enfoque se denomina "agrovoltaica", una combinación de agricultura y células voltaicas, que transforman la energía solar en energía eléctrica.

Esta tecnología, también llamada solar de doble uso, consiste en ajustar la altura de los paneles solares hasta 14 pies, así como el espacio entre ellos, para acomodar el equipo, los trabajadores, los cultivos y los animales de pastoreo. El espaciado y el ángulo de los paneles permiten que la luz llegue a las plantas que están debajo, y tiene la ventaja añadida de proteger esos cultivos del calor extremo.

La electricidad generada se conecta a la red, normalmente a través de subestaciones cercanas. Aunque una parte de la electricidad puede llegar a la granja anfitriona, los proyectos están concebidos para proporcionar energía para uso general. Y estas instalaciones solares proporcionan una fuente alternativa de ingresos en forma de pagos a los propietarios de tierras.

Agrovoltaica: clave para mantener la agricultura

Una compañía pionera es BlueWave, un promotor de Boston que se dedica principalmente a las instalaciones solares y al almacenamiento en baterías, se ha centrado principalmente en el diseño de los proyectos, para luego venderlos a empresas que los construyen y supervisan.

"La energía agrovoltaica no sólo es un avance en el ámbito de la energía limpia, sino que es fundamental para mantener las explotaciones agrícolas", afirma John DeVillars, uno de los tres cofundadores de BlueWave y presidente del consejo de administración.

La energía solar de doble uso empezó a ser interesante hace más de una década porque "las grandes instalaciones en medio de la nada no van a resolver todos nuestros problemas energéticos; transportar esa energía puede ser muy caro", dijo Greg Barron-Gafford, biogeógrafo y profesor adjunto de la Universidad de Arizona.

Las granjas de muchas partes del país se encuentran en áreas periurbanas, zonas de transición entre el suelo rural y el urbano. Su proximidad a las áreas metropolitanas de gran uso hace que las tierras de cultivo abiertas sean especialmente adecuadas para las instalaciones solares.

En el pasado, sin que coexistiera con la agricultura, ese tipo de ubicación podía crear un conflicto sobre si debe prevalecer la producción de alimentos o de energía.

En un estudio de AgriSolar Clearhouse, una nueva colaboración para poner en contacto a los agricultores y otros propietarios de tierras con la tecnología agrovoltaica, se demostró que las instalaciones también fomentan el crecimiento al proteger los cultivos del aumento de las temperaturas y ayudar a la conservación del agua.

Aunque la tecnología sigue siendo incipiente en Estados Unidos en comparación con los países de Europa, donde se utiliza desde hace más de una década, los reguladores federales, así como los académicos y los desarrolladores, están trabajando para remediar esta disparidad.

La relación simbiótica entre la energía solar y la agricultura

Los primeros resultados son prometedores, según Garrett Nilsen, director en funciones de la Oficina de Tecnologías de Energías Solares del Departamento de Energía de Estados Unidos. "Hay un proyecto en Arizona en el que se ha visto un aumento del triple en el rendimiento de los cultivos cuando están debajo de este tipo de sistema y una reducción de hasta el 50% en las necesidades de riego" porque los paneles dan sombra, dijo.

Además, las plantas bajo los paneles liberan agua al aire, lo que enfría los módulos, creando lo que el Sr. Nelson describió como una "relación simbiótica entre las plantas y los paneles".

Según el Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar ISE, con sede en Alemania, en 2012 se produjeron cinco megavatios de energía a través de estos sistemas; en 2021 se generaron 14 gigavatios de energía en sistemas de doble uso, lo que equivale aproximadamente a la electricidad necesaria para unos dos millones de hogares estadounidenses al año, según una portavoz de la oficina de tecnologías del Departamento de Energía.

La tecnología está evolucionando rápidamente, en pocos años transcurridos se han desarrollado paneles ajustables que pueden moverse para maximizar la captación de luz solar.

No siempre compensa ser pionero

"No siempre vale la pena ser un pionero ya veces es muy desafiante", dice el Sr. Hardy, que creció en una familia de agricultores sudafricanos.

Encontrar lugares adecuados -donde haya suficiente sol y proximidad a una subestación u otra infraestructura eléctrica- puede ser difícil. Además, la oposición de los vecinos, especialmente cuando los paneles son visibles desde otras casas o incluso desde la carretera, no es infrecuente.

También existe la preocupación generalizada de que, incluso con los paneles solares de doble uso, se pierdan tierras de cultivo, aunque promotores como BlueWave afirman que los terrenos pueden revertirse a usos puramente agrícolas, esto ocurriría una vez que expiren los contratos de arrendamiento de la energía solar, que suelen ser de 20 a 30 años.

Pero uno de los obstáculos más importantes es el costo. La subida vertiginosa del costo del acero tiene un efecto directo en el énfasis que pone la agrovoltaica en elevar los paneles entre 3 y 4 metros.

Por cada metro que se sube en las celdas hay que meter dos metros en los cimientos. Es un sector difícil cuando se piensa en lo que hay que hacer para alcanzar los objetivos climáticos.

En última instancia, todo depende del sabor de las cosechas: Si el sabor o incluso el aspecto se alejan demasiado de los productos tradicionales, la tecnología será difícil de vender.

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacérnoslo saber.

 

En vídeo: Woven City, la ciudad sostenible de Toyota

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref