Técnicos de aerogeneradores: una profesión peligrosa pero en pleno crecimiento - World Energy Trade

Técnicos de aerogeneradores: una profesión peligrosa pero en pleno crecimiento

Técnicos de aerogeneradores: una profesión peligrosa pero en pleno crecimiento

El salario medio de los técnicos eólicos es de 27 dólares por hora

Energía Eólica

Los técnicos de aerogeneradores tienen un salario de 27 dólares la hora para realizar uno de los trabajos más peligrosos de la economía, y la profesión está creciendo rápidamente.

Hay más de 65.000 aerogeneradores terrestres en Estados Unidos, según la American Wind Energy Association, y cada año se instalan más.

Cada uno de los aerogeneradores que dibujan el paisaje de un parque eólico suele estar formado por una torre, palas y una unidad central llamada góndola o nacela. Los tres elementos requieren especialistas que los instalen y los mantengan durante toda la vida de la turbina.

Las góndolas son el elemento que más trabaja, ya que en ellas se alojan el generador, la caja de cambios, los frenos y los circuitos que convierten la energía mecánica en electricidad para enviarla a la red eléctrica.

Para realizar las reparaciones, los técnicos eólicos suelen tener que subir hasta 300 pies por el estrecho tubo de la torre hasta la góndola, mientras cargan con todas las herramientas, ordenadores y equipos de seguridad necesarios para realizar el trabajo. Aunque algunas tareas requieren escalar por fuera de la góndola, la mayor parte del trabajo rutinario se realiza dentro del recinto.

Otras cuadrillas se dedican a inspeccionar, reparar o limpiar las palas de fibra de vidrio, lo que requiere que los trabajadores desciendan en rappel desde la góndola para completar el trabajo mientras cuelgan a cientos de metros del suelo.

El salario medio de los técnicos eólicos es de 27 dólares por hora, según la US Bureau of Labor Statistics, lo que equivale a unos 56.000 dólares al año, un 33% más que el salario medio nacional de 42.000 dólares.

Un título universitario o técnico suele ser suficiente para acceder al trabajo, y muchos empleadores ofrecen un año o más de formación en el puesto de trabajo. La mayoría de los técnicos deben conocer los sistemas eléctricos, hidráulicos, de frenado, mecánicos e informáticos, así como tener formación en primeros auxilios y rescate.

Con 6.900 trabajadores en 2020, este sector es pequeño pero uno de los que más crece en toda la economía, y las proyecciones del BLS prevén un aumento del 68% en nuevos puestos de trabajo para 2030. Esto es casi nueve veces más rápido que las proyecciones para todas las demás ocupaciones que sigue la agencia.

Más allá de la claustrofobia y la acrofobia, hay algunas cosas que podrían disuadir a alguien de correr para encontrar un trabajo en el sector eólico.

En primer lugar, el horario puede ser agotador. La mayoría de los parques eólicos están situados en zonas remotas, por lo que los desplazamientos a los lugares de trabajo pueden ser largos. Además, el mal tiempo u otros sucesos imprevisibles pueden dejar fuera de servicio una turbina en cualquier momento del día o de la noche, y las reparaciones deben hacerse lo antes posible.

Y lo que es más importante, el Departamento de Trabajo dice que los técnicos eólicos tienen una de las tasas más altas de lesiones y enfermedades de todas las ocupaciones. En concreto, un estudio de 2017 reveló que las caídas en el sector energético son bastante frecuentes (aunque solo unas pocas son mortales), al igual que las distensiones, los esguinces y los sobreesfuerzos.

A medida que el mundo pase de las fuentes de energía de carbón a las renovables, dependerá cada vez más de trabajadores como los técnicos eólicos para realizar los trabajos de alto riesgo que mantienen la economía moderna en movimiento.

 

Noticia tomada de: Business Insider /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref