La energía eólica offshore en Estados Unidos, su gran potencial y los desafíos a superar - World Energy Trade

La energía eólica offshore en Estados Unidos, su gran potencial y los desafíos a superar

Existen desafíos y riesgos políticos que pueden repercutir en el desarrollo de la energía eólica offshore

Existen desafíos y riesgos políticos que pueden repercutir en el desarrollo de la energía eólica offshore

Energía Eólica
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La extensa costa este de los Estados Unidos alberga algunas de las ciudades más importantes, y posiblemente muy pronto comience también a ser el hogar de varios importantes parques eólicos marinos. Este desarrollo puede tener un efecto significativo en la matriz energética de la nación.

Actualmente, el sector de la energía eólica marina en EE.UU. es pequeño comparado con los desarrollos europeos. Apenas a finales de 2016 entró en operación el primero de su tipo, el parque eólico Block Island, ubicado frente a la costa de Rhode Island, es una instalación operada por la empresa Ørsted y tiene una capacidad de 30 megavatios y cinco turbinas.

La danesa Ørsted está trabajando en el desarrollo de varios parques eólicos marinos en aguas estadounidenses y es una de las empresas que buscan establecerse en el sector.

Varios estados de la costa tienen ambiciosos objetivos Thomas Brostrøm, director ejecutivo de Ørsted North America Offshore, enumeró una serie de estados que están en búsqueda de aumentar su capacidad offshore, incluido Nueva York, que apunta a 9 gigavatios para 2035, Nueva Jersey, donde las autoridades apuntan a 7.5 GW para 2035 y Virginia, que apunta a 5.2 GW para 2034.

La semana pasada, en un acuerdo de US$ 1.1 mil millones, el gigante del petróleo y el gas BP adquirió una participación del 50% en los proyectos Empire Wind y Beacon Wind, con lo cual se asocia a Equinor. Estos proyectos se encuentran frente a las costas del estado de Nueva York y Massachusetts, respectivamente.

Enorme potencial, pero hay que acelerar el paso

Energía eólica en México: construcción del parque eólico Delaro avanza en Tamaulipas
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Energía eólica en México: construcción del parque eólico Delaro avanza en Tamaulipas

Es significativo el potencial de la energía eólica marina en los Estados Unidos, el Departamento de Energía (DOE) ha declarado que la energía eólica marina en Estados Unidos tiene "un potencial de recursos técnicos" de más de 2,000 GW.

Para poner esta cifra en perspectiva, las instalaciones eólicas offshore acumuladas globalmente ascendieron a 29.1 GW a finales del 2019, según el Consejo Global de Energía Eólica.

Para Wood Mackenzie, hay un fuerte apoyo de muchos estados a lo largo de la costa este, y se espera que la inversión en energía eólica marina aumente fuertemente. Los proyectos con alrededor de 9 gigavatios de capacidad ya están contratados o pronto serán aprobados.

El pronóstico del caso base de WoodMac es que se agregarán casi 25 GW de capacidad para fines de 2029.

 Figura 1. Proyecciones de WoodMac para la energía eólica offshore en EE.UU.

Figura 1. Proyecciones de WoodMac para la energía eólica offshore en EE.UU.

El mayor potencial y oportunidades se encuentran principalmente en el noreste de los Estados Unidos, donde las políticas estatales y las condiciones favorables están impulsando la industria, sin embargo, con el tiempo se prevé que el sureste y la costa oeste también se conviertan en el hogar de la construcción de grandes proyectos de energía eólica marina.

Es indudable que hay espacio para un aumento significativo de la energía eólica marina en los EE.UU., claramente tiene un largo camino por recorrer para alcanzar mercados más maduros como Europa.

La capacidad eólica marina en Europa se sitúa actualmente en más de 22 GW, según cifras de WindEurope, asociación que promueve el desarrollo de la energía

Otro elemento determinante es que los precios de la energía eólica marina de EE.UU. ya han caído drásticamente. Los primeros proyectos a escala comercial contratados en 2017 habían nivelado los precios en el rango de US$ 150 - Us$ 170 por megavatio-hora, en dólares de 2019.

Los proyectos más recientes, como Vineyard Wind y Revolution Wind en Massachusetts y Rhode Island, han nivelado los precios en el rango de US$ 65- US$ 80 / MWh, nuevamente en dólares de 2019.

Los posibles desafíos

En el caso base de WoodMac, sin la coordinación de políticas estatales y federales de apoyo, la capacidad eólica marina total agregada para 2029 sería de 14.5 GW.

Con una intervención política eficaz, como una extensión del Crédito Tributario por Inversión, los nuevos mandatos estatales de energías renovables y el apoyo a una red troncal de transmisión costa afuera, podrían agregarse alrededor de 34 GW.

La Asociación Estadounidense de Energía Eólica ha descrito la industria como "cuidadosamente regulada", señalando que los desarrolladores deben obtener permisos "de todos los niveles de gobierno, desde el local hasta el federal".

Cohen, de Wood Mackenzie, explicó que, en comparación con Europa, EE.UU. tiene un "proceso de desarrollo más fracturado, con muchos niveles de gobierno que revisaban y autorizaban completamente los proyectos solo después de haber ganado un acuerdo de compra de energía".

Un acuerdo corporativo de compra de energía renovable, o PPA, se refiere a un acuerdo en el que un productor vende energía a una empresa a un precio fijo durante un período de tiempo determinado.

Cohen explicó que la industria se encontraba actualmente en "un modo de esperar y ver" mientras que la Oficina de Gestión de Energía Oceánica (Bureau of Ocean Energy Management) finalice su revisión del proyecto Vineyard Wind de 800 MW.

De ello depende el proyecto planeado para aguas frente a la costa de Massachusetts, cuyo esquema involucra a Avangrid Renewables, parte del Grupo Iberdrola, y Copenhagen Infrastructure Partners.

Sería de gran ayuda un proceso más simplificado del gobierno federal de los Estados Unidos y una mayor coordinación entre los estados, particularmente en el mediano plazo en temas de transmisión.

Los riesgos políticos

Existen riesgos políticos y regulatorios asociados a las perspectivas de inversión. Si los gobiernos y reguladores federales y estatales no trabajan juntos de manera efectiva para apoyar a la industria, el crecimiento podría ser significativamente más lento, dice Max Cohen.

El presidente Donald Trump es un duro crítico de la energía eólica y, si gana un segundo mandato, es poco probable que haga todo lo posible para apoyarlo. En los últimos dos años ha habido señales de demora en las aprobaciones regulatorias federales, lo que podría poner en riesgo los proyectos.

Por otro lado, Joe Biden, es un defensor de la energía eólica marina: su plan de energía limpia establece el objetivo de tener miles de turbinas frente a las costas norteamericanas al final de su primer mandato.

Su plataforma política también incluye promesas que podrían aumentar los costos en la industria, diciendo: "Los trabajadores estadounidenses deberían construir la infraestructura estadounidense y fabricar todos los materiales que la componen". También promete que todos los trabajadores de las energías renovables y las industrias relacionadas "deben tener la opción de unirse a un sindicato y negociar colectivamente".

Mientras tanto, la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. emitió esta recientemente una decisión de que los fabricantes de EE.UU. estaban siendo "gravemente dañados" por las importaciones de torres eólicas a escala de servicios públicos de Canadá, Indonesia, Corea y Vietnam, un fallo que dará lugar a aranceles sobre esos productos que aumentarán los costos para los desarrolladores.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: