El primer parque eólico marino de EE.UU. se desconecta: ¿una advertencia de la industria? - World Energy Trade

El primer parque eólico marino de EE.UU. se desconecta: ¿una advertencia de la industria?

La desconexión tendrá como consecuencia un gasto aproximado de $ 30 millones

La desconexión tendrá como consecuencia un gasto aproximado de $ 30 millones

Energía Eólica
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para comienzos de 2021, el primer parque eólico marino en los Estados Unidos apagará sus turbinas y sus clientes en la cercana Block Island en Rhode Island volverán a la generación Diesel.

El lecho rocoso alrededor de Block Island ha sido desgastado por las mareas y las tormentas, a veces exponiendo cables de alto voltaje en un lugar popular para nadar que los desarrolladores no pudieron enterrar lo suficientemente profundo cuando la instalación se puso en funcionamiento en 2016.

 

¿Cuál es la problemática actual?

Para empalmar cables recién enterrados, el “El parque Eólico” en cuestión, se desconectará por un breve período esta primavera. Con un gasto aproximado de $ 30 millones por un tramo de la solución, y una cantidad no revelada para el otro. Esto es un problema de mantenimiento muy costoso para el primer parque eólico marino los EE.UU., y no está totalmente aislado.

Las líneas de alto voltaje que se enterrarán en el mar para transportar energía del floreciente sector eólico marino e inyectarla en la red terrestre representan el aspecto más complicado, y aún incierto, de una industria que está lista para el auge, dicen los expertos. Desde la congestión de la red hasta problemas técnicos, el desafío de la transmisión de la energía eólica marina es el foco de atención creciente a medida que avanza la industria.

Algunas reseñas del caso

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Los molinos de viento más altos del mundo ya son un hecho en Navarra

"No podemos darnos el lujo de desarrollar la red costa afuera por partes", dijo Judy Chang, subsecretaria de energía de la Oficina Ejecutiva de Energía y Asuntos Ambientales de Massachusetts, en una conferencia de la Comisión Reguladora de Energía Federal celebrada el martes sobre los desafíos de transmisión costa afuera.

Block Island representa solo 30 megavatios de La Comisión Reguladora de Energía Federal (FERC, por sus siglas en inglés), un proyecto piloto que precedió a lo que podría ser un auge eólico impulsado por compromisos estatales de comprar energía eólica marina y des carbonizar sistemas de energía.

Los estados del noreste que han realizado adquisiciones de energía eólica marina incluyen: Maine, Massachusetts, Rhode Island, Connecticut, Nueva York, Nueva Jersey, Maryland y Virginia, con un total de 6.460 MW seleccionados y una meta de 28.530 MW. Además, Nueva York, Nueva Jersey y Virginia están en proceso de adquirir otros 7.540 MW acumulativos.

"Necesitamos un plan sólido para asegurar que nuestros servicios en alta mar y en tierra puedan trabajar juntos para apoyar esa visión", dijo Chang. Pero la planificación general federal y estatal expresada por Chang ha sido advertida por otros que están preocupados por restringir una industria ágil con regulaciones. Otros, como el director ejecutivo de “WIRES, Larry Gasteiger”, dicen que ya existen reglas y procesos de planificación que pueden adaptarse a la incorporación de la energía eólica marina.

"El único resultado que hay que evitar es cualquier acción, por muy bien intencionada que sea, que tenga la consecuencia de ralentizar el desarrollo y la integración de los recursos eólicos marinos", dijo en la conferencia FERC. "Un poco desconectado".

El actual sistema de transmisión y energía costera que se extiende densamente en áreas pobladas y escasamente en entornos rurales no se construyó con una gran industria eólica marina en mente. Las regiones de la costa en el noreste cuentan con el apoyo de una infraestructura que se adapta a la población, no una flota de parques eólicos marinos. Un número limitado de plantas de energía costeras retiradas proporcionan puntos de inyección para grandes fuentes de energía, pero esa no es una solución integral para evitar la sobrecarga y la congestión del sistema de red en tierra, dijo Brandon Burke, director de políticas de Business Network for Offshore Wind.

"En este momento, tenemos alrededor de 0 gigavatios de proyecto eólico marino con la aprobación del gobierno estatal, y ya estamos sentados y mirando esto y diciendo: ¿Cómo vamos a integrar esta energía en la red terrestre?" dijo.

Business Network for Offshore Wind (BNOW). En un libro blanco publicado esta semana por BNOW, hicieron mucho énfasis por un enfoque planificado para el problema del cable en alta mar, argumentando que sin claridad en torno al tema de la transmisión, será más difícil construir una cadena de suministro en los EE. UU. Para servir a la energía eólica marina. La organización es principalmente una organización que representa la cadena de suministro offshore.

Burke dijo que uno de los desafíos para la industria es que se necesita tiempo e inversión para ejecutar enfoques coordinados, que pueden involucrar a varios estados con diferentes perspectivas, autoridades de equilibrio de poder e incorporar la supervisión federal del Departamento del Interior a la FERC. Los estados que han impulsado el auge de las propuestas de energía eólica marina al ofrecer subsidios y contratos para la energía eólica marina tienen objetivos de des carbonización rápida que alcanzar, señaló Burke.

Objetivos esperados

Se estima que en las próximas décadas muchos de estos planes y objetivos se hagan realidad, como parte del compromiso de “Economía libre de carbono de Nueva York para 2050”, y que comienza con un 100% de energía limpia para el 2040.

La mayoría lleva importantes marcadores en el camino, como el compromiso de Massachusetts en 2016 de adquirir 1.600 MW de energía eólica marina para 2027 y 1.600 MW adicionales para 2035.

La Oficina de Gestión de Energía Oceánica estima que se podrían construir unas 2.000 turbinas en alta mar en un período de 10 años. "Hay un poco de desconexión entre lo que están haciendo los estados y la mecánica para la planificación de la transmisión a nivel de la organización regional de transmisión", dijo Burke. "Además de eso, hay problemas entre los estados, donde los estados vecinos no necesariamente se comunican entre sí".

Piezas del rompecabezas

La conferencia FERC destacó “la desconexión en las soluciones a los desafíos que enfrentan el lado de la transmisión y el cable del próximo boom eólico marino”.

Comentarios sobre el tema.

"No es ningún secreto que nuestra combinación de energía está cambiando y cambiando rápidamente", dijo el presidente republicano Neil Chatterjee.

"Tenemos que tener los ojos claros sobre estas tendencias y participar de manera proactiva con las partes interesadas". La comisión convocó a más de 20 representantes de estados, agencias federales, industria, operadores de redes regionales y organizaciones no gubernamentales.

FERC convocó a la conferencia técnica después de que desestimó una queja que el desarrollador de la línea eléctrica “Anbaric Development Partners LLC había presentado contra PJM Interconnection LLC” (PJM es una organización de transmisión regional que coordina el movimiento de electricidad al por mayor en todos o en partes de estados y el Distrito de Columbia) por el acceso a la red para proyectos eólicos marinos.

“Jessica Bayles, de Stoel Rives LLP”, dijo que una de las principales conclusiones fue el llamado a los estados y operadores de redes regionales para coordinar la planificación de la transmisión.

También destacó que algunos comentaristas sugirieron que la FERC podría ayudar con los desafíos a la planificación de la energía eólica marina mediante la convocatoria de un grupo de trabajo, mientras que otros evitaron ese enfoque. Otros instaron a un proceso de planificación de "transmisión primero" para la energía eólica marina. La idea no es nueva.

 

¿Qué fue lo que sucedió con Block Island?

Block Island son restos de roca y grava del antiguo refugio de un glaciar. El lecho marino que lo rodea resultó demasiado rocoso para la técnica de ahorro de costos que el desarrollador Deepwater Wind y la empresa de servicios públicos National Grid PLC utilizaron para tender los cables de Block Island.

Los reguladores estatales habían señalado ese problema, pero una junta estatal falló a favor de la propuesta del desarrollador.

“John Dalton, presidente de la consultora Power Advisory LLC”, dijo que el problema técnico no es probable que se repita en la región y calificó el punto donde los cables submarinos tienen que subir a tierra como un punto de apriete común para problemas ambientales, aunque solo sea porque "donde la energía eólica marina se vuelve más evidente para las partes interesadas".

La geografía del lecho marino es un aspecto crítico de la ubicación del viento que ocurre a nivel federal y empresarial y puede hacer que regiones enteras sean inviables hasta que la tecnología avance, como en el Golfo de Maine, donde los investigadores están probando tecnología flotante con la esperanza de traer energía eólica marina. poder al abismo profundo.

Ørsted A/S, la compañía eléctrica danesa que adquirió Block Island, comentó que cuando compró Deepwater Wind en 2018, estaba asumiendo el costo de volver a enterrar el cable de “Block Island” que conecta sus turbinas a la red de la isla.

La portavoz Lauren Burm se negó a revelar el costo del proyecto completo. "El cable original fue instalado por un dueño anterior".

"Ørsted se enfoca en reemplazar el cable para lograr una mayor profundidad de entierro", dijo en un correo electrónico. Por su parte, “National Grid”, propietaria del cable que conecta la isla con el continente, también cobrará a los clientes de “Narragansett Electric Co.” para abordar el problema. La empresa de servicios públicos dijo que era demasiado pronto para conocer el costo directo de las facturas de los contribuyentes, pero no esperaba un recargo significativo.

El periódico Westerly Sun en Rhode Island informó el precio de $30 millones para el proyecto de re-enterrar el cable que afectará a National Grid. ”Durante los próximos meses, las empresas conectaran nuevas porciones de cable a 20 a 50 pies por debajo del lecho marino, en comparación con las profundidades actuales de 4 a 6 pies", según National Grid.

"Empalmarán lo viejo con lo nuevo en la primavera, lo que provocará el cierre temporal del único parque eólico marino en funcionamiento del país. Es una lección aprendida", dijo Laura Dwyer, portavoz de la agencia reguladora “Rhode Island Coastal Resources Management Council”. El estado está creando un grupo de trabajo para considerar la redacción de nuevas regulaciones. Se está preparando para el auge, cuando varios parques eólicos marinos adicionales tenderán cables a través de las aguas de Rhode Island, dijo.

 

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: