¿Por qué es tan importante para Colombia la segunda subasta de energías renovables? - World Energy Trade

¿Por qué es tan importante para Colombia la segunda subasta de energías renovables?

Colombia busca a través de 2da subasta cubrir el saldo negativo que se proyecta que habrá para 2021.

Colombia busca a través de 2da subasta cubrir el saldo negativo que se proyecta que habrá para 2021.

Electricidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El 70 por ciento de la energía que se produce en Colombia proviene de fuentes hídricas. Esto lo convierte en la sexta matriz más limpia del mundo (datos del Consejo Económico Mundial). Colombia ha iniciado una transformación hacia una diversificación de su matriz energética buscando obtener contratos para la expansión de las renovables a largo plazo.



De acuerdo con los análisis del Plan de expansión de Referencia Generación –Transmisión 2017 -2031, elaborado por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) del Ministerio de Minas y Energía. Están presentes varios escenarios considerando el atraso y la no entrada del proyecto hidroeléctrico Ituango.

El primer escenario presenta requerimientos para la nación caribeña por al menos 2.887 MW de renovables no convencionales en un escenario en el que se recupere Hidro Ituango. Así mismo, el escenario 2 presenta requerimientos por al menos 4.313 MW de renovables no convencionales en el escenario en que no se recupere el proyecto hidroeléctrico.

Para la primera subasta de cargo de confiabilidad del pasado febrero, El Ministerio de Minas y Energía de Colombia había clarificado para WorldEnergyTrade en comunicación directa que la falta de adjudicación fue causada por "falta de cumplimiento en criterios de competencia". La Comisión Reguladora de Energía y Gas (CREG) había establecido tres indicadores para cumplir con el proceso, pero sólo se cumplió el de participación. Los de concentración y dominancia no fueron satisfechos.



La energía adjudicada a los proyectos en la subasta de cargo por confiabilidad (1.398 megavatios) casi logró cubrir la meta de energías renovables trazada por el gobierno del presidente Iván Duque, que fue de 1.500 megavatios. El cargo por confiabilidad es popularmente conocido como subasta de expansión.

Recordemos que esta primera subasta fue complementaria. Según lo ha anunciado el ministerio la segunda subasta se estará realizando este segundo trimestre del año. Ya esta semana el ministerio ha publicado la resolución por la que se convoca a la subasta de contratación de largo plazo para proyectos de generación de energía eléctrica y se definen los parámetros de su aplicación.

El ministerio también ha convocado a foros informativos sobre la nueva subasta y ha presentado una consulta ciudadana del 22 al 29de Mayo sobre el Proyecto de Resolución que convoca a la segunda Subasta de contratación de largo plazo. Algunas características a destacar del proceso:

  • A más tardar el 30 de septiembre de 2019 se completará el proceso de adjudicación de dicha subasta
  • El período de vigencia para los contratos de energía a largo plazo que se adjudicarán en la subasta de que trata la presente Resolución, será de doce (12) años
  • La fecha de inicio de las obligaciones de los proyectos de generación que sean adjudicados en la subasta de contratación a largo plazo de energía eléctrica de que trata la presente Resolución, será el 1 de enero del 2022

Pero en vista del escenario 2, los requerimientos de energía para Colombia suponen un esfuerzo mayor en esta nueva subasta que persigue dotar al país con una matriz de generación de energía eléctrica resiliente y complementaria mientras se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y se promueve la competencia en el sector.



Recordemos también que la proyección de la demanda contratada en el país Sudamericano, con corte al 1de mayo de 2019 indica que para diciembre del 2022, alrededor del 25% de la demanda no regulada y del 95% de la demanda regulada no se encuentran contratadas.

Igualmente, se establece que para el escenario de expansión de generación más robusto desde el punto de vista de cumplimiento de criterios de confiabilidad, reducción de emisiones y costo del servicio, la distribución de la matriz incluye una participación aproximada del veinticinco por ciento (25%) para fuentes renovables no convencionales (solar, eólica, geotérmica y de biomasa)

Colombia busca a través de esta subasta cubrir el saldo negativo de 4,045 gigawatts que se proyecta que habrá para 2021. El tiempo de ejecución de la subasta y el tiempo para completar los proyectos que de ella se deriven van avanzando y los resultados deberán completarse según lo esperado y en el tiempo preciso en un escenario optimista.



Es un hecho que la incertidumbre actual en la entrada en operación del proyecto hidroeléctrico Ituango y el posible déficit de energía firme para los años 2021 y 2022 hace necesario promover nuevos proyectos de generación que aporten energía adicional para dichos años

“Es la primera vez que el país se atreve a realizar una subasta de este tipo. Tomamos el riesgo, entendiendo que para innovar e introducir nuevas tecnologías, las curvas de aprendizaje son parte fundamental para asegurar el éxito en el largo plazo. Estamos convencidos que la introducción de nuevas fuentes de generación es indispensable para el futuro energético de Colombia y ahora estamos más cerca que nunca de hacer realidad este sueño de todos los colombianos”, precisó La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

 

Te puede interesar: USA y Colombia establecen un marco de cooperación en asuntos energéticos