Nueva York podría transformar a Quebec en una gigabatería - World Energy Trade

Nueva York podría transformar a Quebec en una gigabatería

Represa hidroeléctrica Hydro-Quebec Romaine 1 en Havre St. Pierre, Quebec. Fotógrafo: Lars Hagberg. Fuente: Bloomberg

Represa hidroeléctrica Hydro-Quebec Romaine 1 en Havre St. Pierre, Quebec. Fotógrafo: Lars Hagberg. Fuente: Bloomberg

Electricidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Nueva York puede estar convirtiendo a Quebec en una gigabatería. Las redes eléctricas en ambos lados de la frontera podrían reducir las emisiones al enviar electricidad de un lado a otro, dicen los investigadores del MIT.  

Salpicada dentro de los bosques escasamente poblados y la tundra del norte de Quebec hay una tecnología existente que podría ser la clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero creadas al impulsar las densas ciudades y suburbios entre Boston y Nueva York, al precio más bajo posible. Todo lo que se necesita es un puñado de nuevas líneas de transmisión, según investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology, MIT, por sus siglas en inglés), y la red existente de represas hidroeléctricas desde la Bahía de Hudson hasta el río San Lorenzo podría servir como una batería gigante para el noreste de los EE. UU.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Almacenamiento de energía - tendencias de Wood Mackenzie para 2020 y más allá

Las represas de Quebec envían algo de energía al sur a través de la frontera canadiense, suministrando el 15% de la electricidad de Nueva Inglaterra en este momento. Pero la clave para reducir las emisiones de ambas redes eléctricas radica en enviar más electricidad de un lado a otro. Las instalaciones de energía solar y eólicas que se están construyendo en los Estados Unidos, ayudarían a alimentar a Quebec en días soleados o ventosos, dando tiempo a los depósitos hidroeléctricos para recargarse. Luego, cuando cae el sol o el viento se calma, las represas canadienses se harán cargo.  

Es similar al sistema que ha evolucionado entre Dinamarca y Noruega, rica en viento, que cuenta con el sistema hidroeléctrico más grande de Europa. Dinamarca envía el exceso de energía eólica a Noruega, y esa energía le permite a Noruega rellenar sus depósitos hidroeléctricos. Cuando Dinamarca necesita más electricidad, la energía fluye en sentido contrario.  

El vertedero de la presa hidroeléctrica Romaine 3 de Hydro-Quebec en la región administrativa de Côte-Nord de Canadá. Fotógrafo: Lars Hagberg

Figura 1. El vertedero de la presa hidroeléctrica Romaine 3 de Hydro-Quebec en la región administrativa de Côte-Nord de Canadá. Fotógrafo: Lars Hagberg

"Dinamarca y Noruega son una postal del futuro", dijo Emil Dimanchev, uno de los autores del estudio MIT.  

La abundante energía hidroeléctrica de Quebec a menudo se ve como un competidor de las energías renovables en el noreste. Pero Dimanchev y sus colegas sostienen que el uso conjunto de las energías renovables de EE. UU. y la energía hidroeléctrica canadiense como un sistema integrado podría reducir en casi un cuarto el costo de alcanzar una red eléctrica de cero emisiones para 2050 para Nueva Inglaterra y el estado de Nueva York.  

"Realmente lo estamos viendo como un complemento, una asociación entre la energía hidroeléctrica y las energías renovables en los Estados Unidos", dijo Dimanchev, investigador asociado senior en el Centro de Investigación de Políticas de Energía y Medio Ambiente del MIT. "La respuesta es que debemos usar ambos, al menos mientras queramos descarbonizar rápidamente y a bajo costo".  

La empresa Hydro-Quebec, que cuenta con 63 estaciones hidroeléctricas repartidas por la provincia francófona, ha tenido el objetivo de desarrollar su negocio hacia el sur. La compañía dijo que descarbonizar la red requerirá todos esos recursos, en ambos lados de la frontera. "Este estudio realmente señala hacia dónde vamos: veamos esto a nivel regional", dijo el portavoz Gary Sutherland.

El futuro previsto en el informe viene con una trampa. Se basa en la construcción de suficientes líneas de transmisión transfronterizas para transportar 4 gigavatios de electricidad, lo que requiere aproximadamente cuatro líneas nuevas, según la estimación de Dimanchev. Pero las líneas de transmisión inevitablemente se topan con resistencia.  

La Corte Suprema de New Hampshire el año pasado bloqueó la línea de transmisión planificada para el Northern Pass que provocó una feroz oposición dentro del estado. El plan del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, para una línea de transmisión desde Quebec a su ciudad ha provocado críticas tanto de los productores de energía estadounidenses, que dicen que bajaría los precios, como de los ambientalistas preocupados por el impacto en la demanda de construir más instalaciones eólicas y solares.  

La estación generadora Hydro-Quebec Riviere des Prairies en Montreal.Fotógrafo: Christinne Muschi

Figura 2. La estación generadora Hydro-Quebec Riviere des Prairies en Montreal. Fotógrafo: Christinne Muschi

La línea propuesta New England Clean Energy Connect que llevaría la energía hidroeléctrica canadiense al sur hacia Massachusetts obtuvo la aprobación de la Comisión de Planificación del Uso de la Tierra de Maine en enero, pero incluso ese desarrollo podría ser revertido por un referéndum estatal de votantes este otoño.  

Sue Ely, abogada del Consejo de Recursos Naturales de Maine, un grupo ambiental, dijo que la línea dañaría el bosque e interferiría con la migración de algunos animales. También duda de que funcione de la forma en que los investigadores del MIT lo imaginan. Los clientes estadounidenses ya han firmado acuerdos de compra de energía a largo plazo para toda la capacidad de la línea, dijo Ely, lo que significa que no habría espacio para la electricidad que fluye hacia el norte.  

"Proporcionaría energía si el sol brilla o sopla el viento", dijo Ely. "Es frustrantemente obsoleto incluso antes de que se construya".  

La compañía que propone la línea, Avangrid Inc., dijo que la mayor parte de su capacidad de 1.200 megavatios se dedicará a las importaciones durante las primeras dos décadas de la línea. "Después de los primeros 20 años, dependiendo de la demanda de energía y los mercados, la línea podría usarse para hacer circular la energía en ambos sentidos'', dijo Thorn Dickinson, vicepresidente de desarrollo comercial de la compañía, en un correo electrónico. "Es posible que durante este segundo período de 20 años haya suficiente energía intermitente en línea para hacer que este acuerdo valga la pena''.

 

Noticia de: Bloomberg / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

Te puede interesar: Las baterías de litio pueden optimizar su carga y rendimiento con un pequeño dispositivo