La generación distribuida, la clave del sistema energético - World Energy Trade

La generación distribuida, la clave del sistema energético

Entre algunos beneficios de la implementación, se destaca la reducción de las emisiones contaminantes y los costes del transporte de la energía.

Entre algunos beneficios de la implementación, se destaca la reducción de las emisiones contaminantes y los costes del transporte de la energía.

Electricidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Que las energías renovables son ventajosas para la sostenibilidad de la Tierra es indiscutible, pues estas producen energía sin contaminación. Pero, además, otro de los alicientes de su instalación es la facilidad de apostar por la generación distribuida en ciertas tipologías, como las instalaciones de energía fotovoltaica o de eólica.

La generación descentralizada es un modelo según el cual la energía se produce próxima a donde se consume. Esto es lo contrario de lo que de forma generalizada ocurre con las fuentes tradicionales de energía, como las centrales nucleares o de combustibles fósiles. El ejemplo más claro de generación distribuida es el autoconsumo solar en pequeñas y medianas instalaciones, que permite a los usuarios generar su propia energía en el mismo punto de consumo, así como el autoconsumo compartido y las comunidades energéticas.

Beneficios de la generación distribuida

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
4 factores claves en la transición energética

Los principales beneficios de la descentralización son la reducción de las emisiones contaminantes y los costes del transporte de la energía, desde las centrales de producción hasta los hogares.  

Con las instalaciones distribuidas se evita el impacto ambiental de las grandes centrales y, además, se reducen las pérdidas de energía entre el punto de producción y el de consumo.

Por otro lado, las grandes instalaciones de centrales energéticas, tanto tradicionales como renovables, pertenecen a un número muy reducido de corporaciones empresariales que controlan el sector. Sin embargo, con la generación descentralizada se construyen centrales menores de producción y se distribuye al mismo tiempo la economía, pudiendo participar un número mayor de empresas y evitando los oligopolios. 

Con todo, la apuesta por este tipo de generación garantiza la reducción de emisiones contaminantes y dota a los consumidores de un mayor control del sistema energético.

 

Noticia redactada por: Enersoste S.L.

 

Te puede interesar: Los medidores inteligentes son un estímulo para la generación distribuida en Chile