A excepción de las energías renovables, el COVID-19 ha paralizado el mercado energético mundial - World Energy Trade

A excepción de las energías renovables, el COVID-19 ha paralizado el mercado energético mundial

El sector energético en general, se ha visto gravemente afectado por la crisis

El sector energético en general, se ha visto gravemente afectado por la crisis

Electricidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El 2020 estaba pensado que sería otro año récord para las energías renovables, en cambio, ha representado una ruptura repentina en lo que parecía ser un aumento casi imparable en la capacidad de energía renovable, así lo afirmó la Agencia Internacional de Energía (IEA). 

Pandemia COVID-19 hundirá la demanda mundial de energía a cifras históricas
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Pandemia COVID-19 hundirá la demanda mundial de energía a cifras históricas

El sector energético en general, se ha visto gravemente afectado por la crisis, que ha frenado el transporte, el comercio, y la actividad económica en todo el mundo.  

El más reciente análisis de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), con datos diarios hasta mediados de abril de 2020, publicado en el Global Energy Review 2020, muestra que los países con bloqueo total están experimentando una disminución promedio del 25% en la demanda de energía por semana y los países con bloqueo parcial una disminución promedio del 18%. 

Se espera una caída del 13% en el crecimiento de la capacidad en comparación con el ritmo récord establecido en 2019. Eso marca La primera caída en el crecimiento de la capacidad renovable en más de dos décadas. 

El efecto en el sector de las renovables 

Esa caída del 13% se debe, por supuesto, a la pandemia de COVID-19, que ha retrasado la instalación y el financiamiento de proyectos, particularmente paneles solares instalados en azotea, una fuente poderosa de crecimiento de energía renovable. Pero también representa cambios de políticas que ya estaban vigentes antes de que comenzaran los bloqueos globales, así lo afirmó la Agencia. 

Eso incluyó el fin de los subsidios, ya que muchas de las tecnologías ecológicas se han vuelto lo suficientemente rentables en los últimos años para que los gobiernos permitan que los esquemas de soporte de precios respaldados por el estado simplemente caduquen.  

Esto es incluso cierto en China, el mayor mercado de energías renovables, así como el centro de fabricación de una gran proporción de la infraestructura utilizada por el sector.

Los bajos precios de la tecnología ecológica están demostrando que no pueden hacerle frente a las secuelas económicas del COVID-19. La economía, aunque mejora constantemente, no será suficiente para proteger a las energías renovables de los impactos del coronavirus, incluida la potencial recesión económica, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA

La IEA afirma que por lo tanto, el papel de los gobiernos será más importante que nunca en términos de apoyo a las energías renovables.

La AIE también señaló la "resiliencia" de las energías renovables como una ventaja del mercado en un sector bastante afectado. A pesar que la paralización en el transporte y en la actividad industrial han golpeado la demanda energética general, se espera que la demanda de petróleo en 2020 disminuya en una cifra récord de 12 millones de bpd. En medio de este panorama adverso, las estimaciones plantean el aumento en el mercado de energía renovable. 

Incluso con una fuerte disminución en el ritmo de crecimiento de las energías renovables, este sector seguirá creciendo un 6% interanual. La energía renovable también representa una proporción mayor de la composición energética total, así lo afirma la IEA

Eso es en parte un reflejo de las formas en que se ha visto afectada la demanda de energía: las redes eléctricas pueden depender más fácilmente de fuentes de energía bajas en carbono o sin carbono, en comparación con el transporte, particularmente el transporte aéreo, donde todavía no hay alternativas comerciales para el jet fuel. 

Esa resiliencia no se puede dar como un hecho 

Si bien la escala de la transición hacia la energía renovable ha sido rápida en términos de capacidad, el mundo sigue dependiendo de los combustibles fósiles para obtener energía, y muchos países y regiones, incluida la Unión Europea, enfrentan el desafío de descarbonizar los sistemas energéticos para 2050, incluso cuando la demanda de energía en sí continúa creciendo. 

Muchos de los proyectos renovables más grandes, por ejemplo, los de energía hidroeléctrica, también se construyen durante períodos de tiempo más largos y, por lo tanto, es menos probable que se vean amenazados por los bloqueos, así afirma la IEA, mientras que los proyectos más pequeños, y de más rápida ejecución, particularmente los de energía solar, tienen más probabilidades de verse afectados por problemas de financiamiento y retrasos. Se espera que más de la mitad del crecimiento de este año se produzca en forma de energía solar. 

Las advertencias de la Agencia Internacional de la Energía 

¿Futuro incierto para las energías renovables en México?
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
¿Futuro incierto para las energías renovables en México?

La IEA, desde el comienzo de la pandemia, ha instado abiertamente a los gobiernos a que hagan una transición a la energía verde y baja en carbono como parte fundamental de la reconstrucción de las economías a medida que los bloqueos se alivian y la escala total de la devastación económica se vuelve clara.  

Eso ya no es una solicitud tan directa. Los gobiernos están acumulando déficits históricos para recuperar rápidamente sus economías. Mientras tanto, las empresas están renunciando a grandes inversiones de capital.  

Los expertos en clima han expresado frecuentemente su preocupación de que los objetivos climáticos se acortarán a raíz de las consecuencias de la recesión mundial a la que nos dirigimos. 

En una encuesta reciente de Fortune entre los CEO, esta percepción se hizo escuchar claramente. Se les preguntó a los directores ejecutivos si pensaban que "la preocupación por el medio ambiente caerá, como resultado de un enfoque más inmediato en los problemas económicos". El resultado es que un número mayor, 42% vs. 35%, estuvo de acuerdo con esa afirmación. 

 

 

 Te puede interesar: