Avance tecnológico en Corea del Sur podría cambiar la forma de producir biocombustibles para siempre - World Energy Trade

Avance tecnológico en Corea del Sur podría cambiar la forma de producir biocombustibles para siempre

El biocombustible tendrá un gran papel que desempeñar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero gracias a esta nueva investigación.

El biocombustible tendrá un gran papel que desempeñar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero gracias a esta nueva investigación.

Biomasa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Investigadores en Corea del Sur han logrado un gran avance en el uso de bacterias para producir biocombustibles de manera sostenible y eficiente. El equipo de científicos del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea (KAIST), informa que ha desarrollado un nuevo tipo de microorganismos que son capaces de producir mayores volúmenes de ácidos grasos.

Un equipo de investigadores de KAIST, publicó un estudio que detalla su descubrimiento el mes pasado en la revista científica Nature Chemical Biology. El documento, titulado “Ingeniería de una bacteria oleaginosa para la producción de ácidos grasos y combustibles”, detalla el desarrollo de estos microorganismos récord que podrían ser un avance clave en el esfuerzo por desarrollar fuentes de energía sostenibles y de base biológica para reemplazar combustibles fósiles más contaminantes.

En la actualidad, el biodiesel estándar se produce mediante la transistorización de aceites vegetales o grasas animales, un proceso en química orgánica que crea un éster de intercambio de reacción por alcohol (como el etanol o el biodiesel, las dos formas más comunes de biocombustible). Sin embargo, esto crea un problema, debido a que la producción de biocombustibles requiere enormes cantidades de material orgánico y productos agrícolas para su creación, ocupando un área de tierra valiosa que de otro modo podría usarse para la producción de alimentos.

Aquí es donde entra en juego el avance bacteriano del equipo surcoreano. El nuevo estudio de KAIST, ha desarrollado una bacteria ingeniosa que es capaz de crear más ácidos grasos como nunca antes, creando un potencial para la forma más eficiente de producción de biocombustibles.

"Trabajando con la bacteria Escherichia coli diseñada por ingeniería, un equipo liderado por el distinguido profesor Lee Sang Yup de KAIST ha producido previamente hidrocarburos de cadena corta que se pueden usar como gasolina", informa la revista regional de ciencia y tecnología Asian Scientist. "Sin embargo, su eficiencia de producción de 0,58 g / L no alcanzó los niveles requeridos para la comercialización". Esta vez es diferente.

"En el presente estudio, Lee y su equipo utilizaron una cepa diferente, Rhodococcus opacus, para producir ácidos grasos a partir de la glucosa, uno de los azúcares más abundantes y baratos derivados de la biomasa no comestible", explica Asian Scientist. “Primero, el equipo optimizó las condiciones de cultivo de R. opacus para maximizar la acumulación de aceite, que sirve como un precursor para la biosíntesis de ácidos grasos y sus derivados. Luego, analizaron sistemáticamente el metabolismo de la cepa y la rediseñaron para acumular niveles más altos de ácidos grasos y permitir la producción de ésteres etílicos de ácidos grasos e hidrocarburos de cadena larga. Encontraron que las cepas resultantes produjeron 50.2, 21.3 y 5.2 g / L de ácidos grasos, ésteres etílicos de ácidos grasos e hidrocarburos de cadena larga, respectivamente."

Lo que esto se traduce, en términos sencillos, es la mayor concentración de ácidos grasos que componen los biocombustibles y el biodiésel que nunca antes se ha informado. Estas fermentaciones microbianas récord, tienen el potencial de revolucionar el biocombustible, haciéndolo más realista para el consumo masivo y un mejor reemplazo potencial para los combustibles fósiles de alta emisión como la gasolina.

Según lo citado por Asian Scientist, el profesor Lee, dijo: “esta tecnología crea ácidos grasos y biodiesel con alta eficiencia, mediante el uso de lignocelulosa, uno de los recursos más abundantes en la tierra, sin depender de los combustibles fósiles y aceites vegetales o animales. Esto ofrecerá nuevas oportunidades para que las industrias petroleras, que durante mucho tiempo han confiado en los combustibles fósiles, se conviertan en biotecnologías sostenibles y ecológicas".

Si el mundo tiene alguna esperanza de alcanzar los objetivos destinados a combatir el cambio climático, establecido por el Acuerdo de París, el biocombustible tendrá un gran papel que desempeñar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Lamentablemente, hasta ahora, el biocombustible no ha sido tan eficiente o asequible como debe ser adoptado a gran escala. Sin embargo, un avance como este podría ayudar mucho a inclinar la balanza hacia un futuro más verde.

 

Noticia de: Oilprice.com / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

Te puede interesar: Wärtsilä ahora es biocombustible con la formación de nueva unidad de Biogas