Buques petroleros en desuso transformados en estación de energía móvil - World Energy Trade

Buques petroleros en desuso transformados en estación de energía móvil

Hay quienes creen que estos buques petroleros pueden transformarse en fuentes de energía limpia y renovable

Hay quienes creen que estos buques petroleros pueden transformarse en fuentes de energía limpia y renovable

Agua y Vapor
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A medida que la energía renovable, reduce la dependencia del petróleo, ¿qué se hará con los gigantescos buques que actualmente transportan el oro negro por todo el mundo?.

La mayoría de los barcos que navegan por el mar, podrían ser enviados a la basura, deshacerse de ellos es un negocio sucio, peligroso y mal pagado para quienes emprenden este trabajo en algunas de las partes más desfavorecidas del mundo. Sin embargo, hay quienes creen que pueden ser rehabilitados; transformándolos en fuentes de energía limpia y renovable.

Los ingenieros creen que es posible usar el vasto casco de los petroleros para crear centrales eléctricas flotantes que puedan convertir el oleaje del océano en electricidad. Este es el ambicioso plan para crear los primeros buques de olas del mundo.

LOGÍSTICA
Producción de petróleo de Noruega disminuye para el mes de agosto 2019

"El problema actual con la mayoría de los proyectos de energía de las olas es que están fijos en su lugar, cerca de la costa para que puedan conectarse a la red eléctrica", dice Andrew Deaner, director gerente de ShipEco Marine, la compañía detrás del proyecto de buque de olas. "Esto no es necesariamente donde están las mejores olas. Con un barco eres móvil, por lo que puedes moverte al borde de los sistemas climáticos de baja presión donde las olas son más grandes y hay más energía".

La transformación de un superpetrolero en una estación de energía móvil respetuosa con el medio ambiente se inspira en otras áreas de la industria petrolera. Al crecer, Deaner pasó mucho tiempo en embarcaciones de apoyo de buceo construidas por su padre para instalar y reparar pozos de petróleo y tuberías en el lecho marino.

Estas embarcaciones tienen cámaras especiales cortadas a través de sus cascos, conocidas como piscinas lunares (ver figura1), que permiten que los buzos y los vehículos sumergibles se bajen de manera segura al océano.

 

Figura 1. Fuente: ShipEco Marine

En mares picados, los niveles de agua en estas piscinas lunares pueden subir y bajar a medida que las olas pasan a lo largo del barco. Esto a su vez puede cambiar la presión del aire dentro de la cámara sobre la piscina de agua de mar a medida que sube y baja. 

"Funciona como un pistón gigante", dice Florent Trarieux, un ingeniero de energía renovable que dirigió pruebas sobre el concepto de buque de olas en modelos a escala en la Universidad de Cranfield. “Pondríamos una turbina en la parte superior de la cámara que es impulsada por el aire a medida que es arrastrada por el agua. Podríamos ponerlos en columnas a lo largo de un barco como un petrolero”. 

Si bien, cortar agujeros en el fondo de un barco puede no parecer el movimiento más inteligente, las pruebas de Trarieux han demostrado que el enorme desplazamiento que generan los petroleros ayudaría a garantizar que permanezcan flotantes. Dependiendo del tamaño del casco, el equipo cree que un petrolero podría tener una capacidad de producir entre 10 y 30 megavatios de electricidad. Un tanquero muy grande podría tener hasta 35 piscinas lunares, cada una de 20m de diámetro, dicen. 

La tecnología necesaria para hacer esto está lejos de ser una maravilla. En la década de 1970, el Centro de Ciencia y Tecnología Marina de Japón construyó una boya en forma de bote que utilizaba turbinas de aire en la parte superior de 22 cámaras sin fondo, cortadas en el casco. Pero las pruebas del barco, que estaba anclado en el Mar de Japón, mostraron que su capacidad para absorber energía de las olas era decepcionante. 

LOGÍSTICA
Drones acuáticos, la estrategia de Ecopetrol en nuevas

Sin embargo, más recientemente, los gigantes de la ingeniería Siemens han desarrollado una turbina "hidroaire", más eficiente que puede convertir el flujo oscilante de aire dentro de una cámara llena de agua en electricidad. Otra empresa, llamada Ocean Energy, también ha construido boyas que utilizan un principio similar que se están probando en el Océano Atlántico. 

Al igual que muchos otros dispositivos de energía de las olas, estos sistemas se montan en plataformas que están amarradas y, por lo tanto, dependen del clima en un solo lugar en el océano para generar olas suficientes. Los generadores de energía de las olas también deben poder transmitir la electricidad que producen de vuelta a la costa, por lo que es necesario que estén cerca de la misma para poder conectarse a través de cables. 

 Poner turbinas de flujo de aire oscilante sobre las piscinas lunares a bordo de los barcos podría permitirles perseguir tormentas alrededor de los océanos para obtener las mejores olas"  

"Efectivamente, estaríamos pescando energía", dice Trarieux. En el océano abierto, donde los vientos sin obstáculos pueden generar olas más grandes, la cantidad de energía que se puede generar es mucho mayor que la que se puede producir en las zonas costeras. "Es un enfoque completamente diferente a la energía de las olas". 

El proyecto ya recibió el respaldo del gobierno del Reino Unido, que financió algunos de los estudios de factibilidad y pruebas de modelos a escala. Estos han demostrado que los petroleros pueden modificarse para crear piscinas lunares sin comprometer su fuerza y estabilidad, según Trarieux.

El próximo desafío es conseguir un barco adecuado. Los petroleros de segunda mano no son baratos e incluso un barco viejo y relativamente pequeño puede costar millones de dólares en el mercado abierto. Pero el equipo cree que el viento predominante podría funcionar a su favor a medida que el mundo se aleja del uso de combustibles fósiles.

Te puede interesar: Enel Green Power continúa explorando la energía marina